En invierno: camelias.


El fin de semana pasado me fui a Bragado. Después de pasear un poco por el campo y juntar unos huevitos, busqué una escalera y una tijera para cortar unas camelias de la planta que estaba toda florecida. Armé un ramito y así viajaron del campo a la ciudad para compartir una mesa de té con budín de banana y galletitas con chips de chocolate.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en fotografía, lugares. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s