Gaiman, el sueño hecho realidad.


El camino era largo, seco y monótono hasta que llegamos al Valle de Río Chubut, donde un paisaje más verde nos dio la bienvenida. Canales, puentecitos, quintas, tractores cosechando, molinos de agua y una tetera gigante nos indicaron el camino.

El camino se transformó en un paisaje soñado y, como en esos sueños en los que no nos queremos despertar, apareció lo que tanto esperábamos.

Una bandeja de tortas Galesas, tarta de frambuesas, crema y gelatina, tarta de crema con pasas (mi preferida), tarta de dulce de leche y merengue, tarta de manzana, torta alemana y la clásica torta galesa. Un sueño hecho realidad a la sombra de un árbol en Gaiman.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s