La caja de mi abuela.


Hace unos meses, varios meses (como 9 o 10) Elo me regaló una caja que era de mi abuela, que tenía cosas de mi bisabuela.

La caja es amarilla, tiene muchos años y está repleta de adminículos más que interesantes, entre los cuales encontré una borla negra de hilo que estaba un poco despeinada y medio reseca. Pensé que estaría bueno revivirla y colgarla de un tirador de la puerta del placard. Para el proceso de resurrección recordé las palabras de mi tía: ” esto con un poco de vapor queda bárbaro, se peina sola y recupera su brillo orignal”. Dicho y hecho, lo que era un poco de vapor resultó ser bastante vapor, pero los resultados hablan por si solos, brillante y peinada, como nueva!

La borla, recién sacada de la caja.

La borla al vapor (una rato largo depende del resecamiento)

La borla ya peinada.

Y colgada en el tirador del placard. Le hice una trenza de cola de ratón negra, ni se nota!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DIY. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s